Ejemplos de Agricultura Natural:

Bioregión 3. Orocatábrica. Mikel Gómez Baraja.


Espacio de experimentación en Agricultura Natural de abonados en verde de Trébol escarlata, Trigo sarraceno y Avena negra, cultivados en el verano pasado. Este trébol de las imágenes ya es de autosiembra. El sector está preparado para acoger trasplante de planta de coles y cebollas.  22/05/2018

Detalle de bancal listo para acoger los plantones de tomate.  19/06/2017

Asociación leguminosas/liliáceas: 
Unas cebollas madre para reproducción en adaptación al cultivo natural de la variedad Dulce Fuentes, bien acompañadas desde el año pasado de trébol rojo (Trifolium pratense). 
Con un tapiz de trébol blanco (Trifolium repens) su desarrollo es también muy bueno. 12/05/2018

Consuelda officinalis, Chelidonium majus y Allium sp.(cebollino) a la vanguardia del desarrollo en la huerta..seguido de cerca por un bancal naturalizado de fresa alpina, puerros, escorzonera y zanahorias, acompañados de un jovencito gordolobo. 8/05/2018

Biorregión 9. Luso-Extremadurense. Carmen Olivares.

Experiencia de Agricultura Natural. Estado de transición de cultivo ecológico a natural desde 2015. Casi llevado instintivamente y mediante la contemplación de las necesidades de las plantas, muchas de ellas medicinales, termino desarrollando un entorno natural que favorezca su desarrollo. La prueba y error ha sido fundamental para entender muchos principios que regían, los cuales cerraron el círculo con las bases de la Agricultura natural de Fukuoka y las recogidas por Jamchen. Después de un laboreo de base, necesario para descompactar la tierra, no ha sido necesaria más actuación, dejando a la tierra y a sus inquilinos, desarrollarse en equilibrio sobre una matriz vital. Para proteger esa vida, base de este sistema, se proporcionó una cubierta vegetal procedente de mi entorno más inmediato. Posteriormente entra en juego el repoblar, introducir especies de plantas que continuarán dando bases para el equilibrio, respetando los ciclos. Frutales, arbustos etc. Las plantas aromáticas y medicinales perennes han sido clave en este episodio, después las hortalizas, herbáceas etc de mayor a menor. Siempre en estrecho contacto.

Primera estructuración del huerto, arado progresivo a mano, eliminando grama y con horquilla.
Primer año de cultivo después de descompactación, limpieza.
Abonado ecológico y siembra sin acolchado (primer año).
Preparación de semilleros.
Introducción de acolchado permanente procedente de hojarasca y otros restos acopiados (segundo año).
Estado del suelo después del mulch y potencial de las semillas.
(crías de lombrices en foto)
Asociaciones de Plantas. Berenjenas, menta, judión largo, valeriana, whitania, espárragos, caléndula.
Puerros, achicoria, santolina, melisa, tomillo) Segundo año.
Cominos, caléndula y capuchina

Bioregión 10, Bética. Juan Benítez Jamchen

Si la Naturaleza come, nosotros también.
¡Qué hermosa alegoría de ese último lupino volando con sus semillas, como si fuera un insecto!
En este rincón de la huerta nunca he usado estiércol. Ha estado poplado durante años de tréboles hediondos y otras especies silvestres. Con sólo incorporar alfalfas y lupinos, ha sido suficiente para poder cultivar tomates, una hortaliza que es de tercer grado en agricultura Natural. Este año he puesto los tomates en diversos ecosistemas y formas, y este ha sido uno de los mejores; sólo con este pequeño espacio, cada varios días recojo el buen puñado de ellos que me permiten hacer gazpachos, junto con los pimientos que crecen a su lado y los ajos ya cosechados. Estos tomates no se podan, viven a su libre antojo junto a las masas de alfalfas, donde a veces esconden sus ricos frutos rojos. El truco de que funcionen tan bien es porque a pocos metros hacia el oeste tienen la sombra y la protección de suelo de un buen algarrobo que yo mismo planté desde su más tierna infancia. Tiene el sol de la mañana y el mediodía, y al atardecer descansa en esas esplendorosas penumbras veraniegas. 
Sin árboles silvestres en nuestras tierras no es posible que podamos concebir un bosque Natural de alimentos (bNa) ni tampoco una agricultura Natural, por eso es tan importante su recreación. Amemos tanto lo silvestre como nuestro propio alimento y entonces nuestra amada Naturaleza nos corresponderá, como el espejo que somos de ella. El alimento de la Naturaleza es lo silvestre, si ella come, nosotros también.

El abono natural.
La belleza en los aires de los naranjas kakis, ya tomaron tierra y a las jovencitas coles no les molestan nada las grandes hojas sharoni, se acurrucan en ellas (foto 1). En muy poco tiempo esas hojas se transformarán en ricos nutrientes y humus.
Las lechugas hacen lo mismo, se levantan hacia arriba junto con los tréboles blancos y los mentrastos que también les nutren y protegen.

(foto2). Un universo de riqueza de matices entre las hojas, haciéndose fuertes los cilantros, los apios y las lechugas. No sólo ellos crecen, también se entreven las pequeñas silvestres, como las mostazas, que se entremezclan con los tréboles y los hinojos. En pocos meses, cuando vaya llegando a su fin el invierno, ya no se verán las hojas, las hortalizas habrán crecido y en su lugar aparecerán las vezas y los guisantes silvestres que lo cubriran todo y ellos serán los que den nitrógeno y materia orgánica en cantidad. Cuando las hojas hayan desaparecido de la tierra, empezarán a crecer de nuevo desde el árbol con todo su verdor juvenil. La muerte y la vida se enlazan desde el aire a la tierra y de nuevo al aire.

Regalando sorpresas.
En mi bosque natural de alimentos crecen unos romanescos, ya de tercera generación. Son de mayor tamaño que los del año pasado, lo que quiere decir que parece que se están adaptando al cultivo natural. A pesar de los ataques de los bichitos de los meses calurosos, que se comían las hojas tiernas de su juventud, sorprendentemente, sin hacer nada, las plantas han sobrevivido muy bien, se han hecho fuertes y saludables. Hace un par de meses, los acompañé de nuevos ejemplares, crecen de maravilla, muy rápido. Entre todos ellos hay cebolletas, rábanos y habas. El sagrado bancalito se encuentra protegido con physalis, aloes y entre un arce pseudoplátano, un almendro y un roble, tiene luz solar directa unas dos o tres horas al día. Ahora solo queda seguir esperando y observando, a ver cómo fructifican. 
Y como siempre, la Naturaleza madre siempre regalando sorpresas. Por debajo de los nuevos romanescos, andan creciendo una buena cantidad de collejas y de amor del hortelano, dos silvestres comestibles de gran valor

Bioregión 13. Macaronésica Canaria. Mercedes Murray Hurtado

Limonero con flores. 

Judiones blancos

Manzano muy joven, con caléndula, albahaca y alguna cebolla

 Platanera y una mata de papa

Borraja con caléndula y albahaca

Bioregión 7, Valenciano – Catalán. Xavier Mallorquí Puljolràs.

Mi 1ª cosecha en Agricultura Natural después de varios intentos.
Estoy en fase de transición de la Agricultura Ecológica con labranza a Agricultura Natural a gran escala sin labranza.
En las siguientes fotos describo el proceso de este campo en Agricultura Natural, decir que, al final me resultó productivo pero tengo otros campos que tendrán que esperar más tiempo.
:

PROCESO DE ESTE CAMPO:

1 – 8 de julio de 2016, campo de espelta ecológica con labranza preparada para la cosecha. + Semilla de alforfón sembrado a mano con el método de bolas de arcilla (nendo dango).

2 – 14 de julio de 2016, esparcir la paja una vez que se ha cosechado (a máquina).

3 – 22 de octubre de 2016, trigo sarraceno (alforfón) floreciendo

4 – 10 de noviembre de 2016, siembra directa de espelta + vicia (como cobertura) con sembradora de discos y sin labranza. Decir, que este punto, es el que me ha costado más años para hacer siembra directa sin labranza (zona muy arraigada a usar el arado para remover la tierra). Cuando eres capaz de ver que se puede producir sin labrar se te desvanecen muchas dudas aunque esto lleve varios años o implique algunos años con pocos rendimientos. 

5- 11 de abril de 2017, detalle de la espelta, en AN no hay plagas, ni enfermedades y solo queda en alguna pequeña afectación sin variar la producción total y por supuesto sin necesidad de hacer un tratamiento ni ninguna preocupación para el cultivo.

6 – 13 julio 2017, espelta en agricultura natural a punto de cosechar

7 – 13 julio 2017, cosecha de espelta en agricultura natural con cosechadora.

Bioregión 4. Aragonesa. Violeta Martín Ruiz.

Primer año de regeneración de terreno sin labranza. Siguiendo los principios de la Agricultura Natural en este campo se pretende crear un bosque natural comestible. Es una zona muy deforestada y expuesta tanto al sol como al viento, una tierra muy compactada y arcillosa, pero sobre todo falta de materia orgánica.  Se han hecho constantes aportes de acolchado y de múltiples semillas de plantas beneficiosas. (Avena, Veza, Trébol, Alfalfa, Mostaza, Lenteja, Guisante, Esparceta) También se han introducido varios frutales, árboles ornamentales  y silvestres, arbustos y aromáticas. Y sobre todo respetando los ya existentes (Celtis Australis, Rhamnus lycioides , Salsola Kali, Acebuche, Artemisia herba-alba). Constantemente se van plantando hortalizas de las que se obtiene alimento con un gran valor nutricional y un sabor increíble. También recogemos semillas que se van adaptando a las condiciones tanto climáticas como del terreno, y otras que se resiembran libremente.

 

Septiembre de 2018. Este pequeño roble ha nacido este año de una semilla de la zona. Está protegido por diversas hortalizas,  judías y meloneras.  También le acompañan cebollino, alfalfa y un perejil semillando en proceso de naturalización.

Mayo de 2018. Explosión primaveral después de las lluvias. En la foto habas junto a Rúcula silvestre. De fondo avena, mostaza y más silvestres. 

Julio de 2017. Primer año, pasando la horca lo mínimo y sembrando abonos verdes simultáneamente con hortalizas. En la foto, pepinos con lechugas, cebollas, aliso de Mar, albahaca morada y Judías.  

Mayo  de 2018. Cebollino en flor,  junto a perejil.

Mayo de 2018. Esparceta en flor y de fondo cebolla semillando, avena y mostaza.