Borago officinalis

La borraja es una de esas plantas que quizás todos usemos en el huerto por su interés apícola pero, todo aquel (o aquella) que la siembra, reconoce que es una planta fastidiosa. Hasta hoy nadie ha expresado gran pasión por ella aunque reconocemos sus grandes beneficios como asociada. Simplemente no se deja querer como nos gustaría, por su autosuficiencia y por sus molestos pelos ásperos (borra) que recubren prácticamente toda la parte verde. No en vano, esa adaptación genética como mecanismo de defensa de la planta es efectiva para hacer barreras o acolchados con los que frenar a las babosas en el huerto, entre otros.

Es una de las cinco especies del género Borago de la familia de las Boraginaceae. Este grupo monofilético está emparentado con las Symphytum (véase Consueldas) pero solo la borraja se encuentra naturalizada en nuestra península. En España debemos su presencia a los árabes que la introdujeron durante el periodo islámico venida de oriente, posiblemente como alimento y como recurso natural medicinal (luego veremos). Podemos verla florecida todo el año, con su preciosa corola azul cobalto, si es silvestre. Lo más común es tener las variedades rosada o blanca en el huerto. Las abejas visitan esta planta por el néctar y el polen aunque este último, frecuentemente, lo descartan (Vit, 2002). Después de algunos estudios polínicos hecho de mieles comercializadas (las milflores) se ha visto que su polen aparece muy poco o casi nada representado. Popularmente esta planta es considerada una de las estrellas melíferas pero ¿conoces alguna miel uniflora de borraja? 

Como hacían los árabes en la edad media, aquí se sigue recolectando y cultivando como hierba culinaria y medicinal. Las flores se utilizan en infusiones o cataplasmas (véase contraindicaciones y toxicidad) para tratar asma, conjuntivitis, erupciones cutáneas, fiebres eruptivas, heridas, resfriados, sarampión, úlceras (Gil Otaiza, 1999; López-Palacios, 1984). La más reconocida es su propiedad sudorífera, con los beneficios que implica para el tratamiento de fiebres, gripes, resfriados etc. Antiguamente se le atribuían propiedades afrodisíacas (López-Palacios, 1984). Se usa para preparar ensaladas y otros muchos platos, especialmente en Aragón.

Administración Tópica: Las cataplasmas bien calientes en base a hojas machacadas de Borago officinalis refieren producir un efecto calmante frente a picaduras de insectos, gota o para la maduración de abscesos.  En eczemas, se aplica el decocción de hojas y flores de Borago officinalis (30 g en 300 mL de agua). El aceite de semillas se recomienda por vía externa para prevenir el envejecimiento de la piel por su contenido en ácido linoleico y gamma-linoleico. Son suplementos dietéticos (Janick et al., 1989).

En el huerto es beneficiosa no solo por atraer a abejas y abejorros, también atrae sírfidos y otros insectos auxiliares del mismo género que son predadores de pulgones, orugas etc. (Lefrançois y Thorez, 1994). Sus raíces profundas hacen más fácil la descompactación de la tierra y su complexión en general sirve de nidario y nicho para otros organismo de pequeño y medio tamaño. Al almacenar gran cantidad de agua de su tallo y hojas es muy interesante incorporarla en pasillos de huerto ya que, después de nuestro  pisoteo, proporcionan humedad para la descomposición de la materia orgánica.

Aquí pego una conversación sobre esta planta que se desarrollo en el grupo de Facebook de Agricultura Natural España.(19/04/2018)

V.M.R: Tengo algunas en el huerto, que resistieron a una helada en Enero, otras murieron, creo las sembré muy pronto.

J.T.T.M: Esta se cultiva con facilidad, con sólo echar la semilla en octubre, pa Navidad ya andas comiendo sus hojas. Es planta de invierno, de cultivarla ahora se subiría rápidamente.

J.M.C.G: Se resiembra con facilidad, las hormigas se encargaran de ir distribuyendo sus semillas por aquí y por allá

C.O.M: Desde luego se pone imponente en esta época pero una helada tardía la tumbaría. Acumula muchísima agua. Yo casi que la prefiero más pequeña pero reconozco que como barrera en un terreno grande sería la planta idónea.

A.R: A mí me salen solas y las dejo pero de color morado, me estoy equivocando y es otra?? Y otra pregunta, como la usáis en la comida?

R.P.T:…. pilla la flor con dos dedos por la punta que tiene y estiras suavemente, veras que se desprende fácilmente, te la comes, tiene un sabor dulce muy peculiar. En las ensaladas les da color y gusto.

C.O.M:Ojo con las flores, tiene contraindicaciones en sobredosis. Alguna vez hice infusión para un cararrazo. Hace sudar, pero leí en wiki que tienen metabolitos secundarios que pueden interactuar con otros medicamentos y en general que se desaconseja tomarlas. Yo sigo en pie pero porsiaca …en pequeñas dosis. Las silvestres tienen unas flores color azul intenso. Yo le corto las hojas más grandes, incluidas las pencas como con las acelgas. Luego cortó la penca y la refriego un poco para quitarle los pelillos. Sofrita, en tortilla, sopa…hay muchas recetas.

M.E.T: Yo creciendo cerca de las acequias he visto de flores azules (las que más) y algunas blancas. Hace poco encontramos un solar donde habían plantas pequeñas, paramos y con la azada cogimos varias, y para el huerto. Han sobrevivido casi todas el trasplante. A ver si se reproducen y se autosiembran. Es una plana multifuncional donde las haya, un regalo. En mi zona las llamamos ‘borraines’.

  1. B: Espectacular la borraja, soy de Aragón y cocida con patata (poca patata) o con almejas y arroz una delicia. Si dejas que eche semilla te sale por todos lados y esa silvestre es la mejor

A.R: La blanca parece que tiene las hojas más grandes o es cosa mía, es más interesante la blanca o es indiferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *