Saludo Al Puerro

Allá en un recodo de mi huerto natural, bajo un hermoso algarrobo que planté yo con mis propias manos, y que ahora calma la solana de mis contemplaciones, pensamientos y descansos, un puerro adulto acaba de enviarme un precioso saludo.
El gesto de quitarse el sombrero dignifica la magia de la vida, y da fuerza al respeto que le debemos a quien nos mira y a quienes miramos. Descubrirnos la cabeza para un encuentro memorable es de lo más complaciente. 
Este puerro se alza entre otros jovencitos escondidos en la maleza de tomates y se entrelaza también con algunas ramitas hermanas del algarrobo que se une a la fiesta.
Descubre su cabeza el puerro madre para mostrarnos la flor más bella que parirá las valiosas simientes que un día nos dará nuevos hijos. Es un saludo a la vida, un nuevo alumbramiento que llena el sentido vital de toda la existencia.

Juan Benítez Jamchen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *